Resumen

La geología es una ciencia con una dimensión histórica, y como todas las ciencias históricas necesita poner los sucesos que describe en una sucesión temporal, asignándoles una edad precisa.
Así como los historiadores descifran los sucesos históricos examinando documentos, los geólogos descifran los sucesos geológicos examinando las rocas.
Una parte esencial de la geología es la geocronología, que consiste, precisamente, en asignar una fecha a la formación de las rocas y las unidades geológicas. Existen dos tipos diferentes de geocronología: geocronología paleontológica, y geocronología radiométrica que, aunque tienen objetivos similares, utilizan principios científicos y métodos  muy diferentes.
La geocronología paleontológica se basa en el registro fósil, está limitada a los últimos 600 millones de años de la historia del planeta, y no permite obtener edades absolutas, sino relativas. Es decir, nos dice que una roca es más o menos joven que otra, pero no cuantos millones de años tiene, a menos que el registro fósil se haya calibrado previamente con métodos radiométricos.
La geocronología radiométrica se basa en la desintegración de los isótopos radioactivos que ocurren naturalmente en las rocas, tal como 235U, 238U, 232Th, 87Rb, 147Sm, 40K, etc. Puesto que la cantidad de “hijo radiogénico” aumenta con el tiempo mientras que la cantidad de “padre radioactivo” disminuye en consonancia siguiendo una ley muy precisa, la determinación de la razón de “isótopo hijo”/”isótopo padre” permite calcular la edad de la roca.
Las técnicas para poder hacer las medidas de las razones isotópicas con una precisión suficiente son muy sofisticadas y por tanto caras y complicadas. La técnica reina es lo que se conoce como Microsonda Iónica de Alta Sensibilidad y Precisión (SHRIMP en inglés), una máquina que pesa 14 toneladas y cuesta cerca de 4 millones de euros. Tan sólo existen 14 de esas máquinas en el mundo, instaladas en 10 laboratorios, siendo uno de ellos el Laboratorio IBERSIMS del Centro de Instrumentación Científica de la UGR, instalado en Junio de 2011 y funcionando a pleno rendimiento desde septiembre del mismo año, que es el único laboratorio SHRIMP de la Comunidad Europea.
Con esta técnica se han datado los materiales más antiguos de laTierra, con edades en torno a 4.200 millones de años y se ha podido reconstruir mucho de la historia temprana del planeta y del sistema solar. La técnica tiene un impacto enorme en actividades económicas, tal como la búsqueda de petróleo y otras materias primas, así como en la detección y el control de la contaminación radioactiva.

Valor para la sociedad

Entender como funcionan las técnicas de datación radiométrica, y susuaplicaciones para descubrir la historia de la Tierra y la busqueda de recursos naturales.

Actividad Complementaria

Visita al laboratorio IBERSIMS y demostración del funcionamiento de la SHRIMP.

Lugar de realización

Facultad de Ciencias

Aquí puedes realizar tu reserva

 

Responsables

Pilar G. Montero
Fernando Bea

Escribir un comentario


La programación y mantenimiento de las páginas web albergadas en este sitio se han realizado con Software Libre por Ruvic. Soluciones Informáticas

Logo de Ruvic. Soluciones informáticas

The programming and maintenance of web pages hosted on this site were made with Free Software by Ruvic. Soluciones Informáticas

Logo de Ruvic. Soluciones informáticas